Las Provincias
LAS PROVINCIAS (30 mayo de 1972)
« REGALO DEL VIENTO »

Tana se presentó la otra noche en la redacción. Tana nos invitaba a que visitáramos el barco « Gift of the wind » (“Regalo del viento”), en el que viaja el conjunto musical del mismo nombre. La cita se concertó rapidámente : « Entrando al puerto, a la izquierda. Eso es. Donde están las grúas. El barco lleva dos mástiles. Es blanco. » Total, una hora recorriendo todos los muelles. Nunca me había fijado en el gran número de grúas portuarias, ni en la desmedida afición a las embarcaciones blancas. Ya estábamos desesperados, de ir de aquí para allá, cuando descubrimos a Tana en una bicicleta. « Ya no
os esperaba. »
Es alta, delgadísima, con un encanto especial en su rostro anguloso. Se excusa : « Es que han quitado los mástiles. Y además, « Gift of the wind » no se ve desde tierra. »
Ha sido una peripecia divertida. El obstáculo del reportaje ha consistido, nada más y nada menos, que en atravesar tres cargueros abandonados, subiendo y bajando por los sitios más inverosímiles, hasta deslizarse por una cuerda, única forma de salvar distancias. Y allí, al final, como olvidado, voluptuoso en pleno mar y pleno sol, « Regalo del viento », con el mundo insólito, libre y hermoso de un grupo de jóvenes que componen, cantan y
viajan por el Mediterráneo.
Por la escotilla entra un haz luminoso que da de pleno en el puchero repleto de flores silvestres ; de esas flores amarillas y lilas que crecen entre las rocas de la escollera. Junto al puchero, bandejas de mimbre con fruta, un botijo, vasos y cigarillos. Tana, que es fotógrafo de revistas alemanas y francesas, me presenta a sus amigos. Vaea Sylvain nació en Tahiti y hace gala de una belleza exótica ; Vaea se encarga de mantener el ritmo con la percusio del darbuka. Ellos son todos rubios, todos con ojos claros – azules o grises – y todos llevaban barba ; Olivier Bloch-Lainé, Doc Robinson, Eddy
Tuleja y Bookie Binkley son norteamericanos ; Ronnie Bird y Victor Kornacki, polacos ; Victor, ademas, es el patrón. Cantan, tocan admirablementa las
guitarras. Han editado tres discos : « Boffa Longo », « Beyond your head » y « King Harvest ». Y en Londres, Julien Reynold, el « public relations », ya
les ha concertado nuevas grabaciones. « Ahora iremos a Inglaterra, pero en seguida volveremos al Mediterráneo. Lo vamos a recorrer todo. Actuaremos,
compondremos…”
Nos obsequian con café y con conciones. « Regalo del viento » está en periodo de restauración. Dentro de dos semanas, sus mástiles se alzarán de nuevo y también estrenará velas. « Marrones, porque es un color que nos gusta, y porque el sol no deslumbra. »
En la cocina, salchichones colgando del techo, una cesta con huevos ; y otra, con panes. Muchos cacharros de cerámica popular utilizados como candelabros. « No tenemos luz, pero sí muchos cirios. »
La musica es de todos. Cuando uno se siente inspirado lo manifiesta y los demás aprueban o desaprueban. Apenas se balancea el barco. Las literas están
hechas. Las muchachas guardaron sus vestidos en unas perchitas que cubre una cortina. « Todos trabajamos. Todos sabemos guisar » Ríen alegremente, y a mí
se me antojan que son felices. En el muelle tienen dos coches y motocicletas para desplazarse a la ciudad. « Pero preferimos el mar. »
“Regalo del viento”, como un sueño loco de juventud.
M.a ANGELES ARAZO (Fotos Penalba)